Se realizó un agasajo a ex alumnos antárticos que estuvieron en la invernada de 1978 y 1994

Gobierno avanza en la creación de la Oficina provincial de Intervención y Asesoramiento sobre Violencia Laboral
29 de abril de 2022
El Ministerio de Salud de la provincia refuerza el trabajo con el Instituto Malbrán
29 de abril de 2022

La Secretaria de Justicia, Daiana Freiberger junto al Referente Antártico del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Fabián Juárez; la directora de Gestión y Relevamiento Territorial, Analía Escalante; autoridades del Ejecutivo y ex docentes antárticos recibieron en el Salón Antártida a Gustavo Damián Garrastazul y a Alejandro Paz, dos ex alumnos antárticos que volvieron al continente blanco, años después de haber cumplido su invernada.

Garrastasuli estuvo a los dos años allí y conoció a su señora esposa que, en ese momento, tenía un año. Luego la vida los volvió a encontrar y hoy han formado una familia junto a sus cuatro hijos.

Alejandro Paz, fue con su familia cuando tenía 18 años y también pudo compartir su experiencia de vivir y estudiar en la Antártida.

Al respecto, la Secretaria de Justicia, Daiana Freiberger aseguró que el encuentro “fue emocionante, uno cuando habla de construir soberanía y después puede ver en la realidad cómo es que la fuimos construyendo en nuestra provincia, a través de los años, hace que una tome conciencia de estas acciones y de la construcción de nosotros como República Argentina”.

Asimismo, el Referente Antártico del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Provincia, Fabián Juárez destacó la posibilidad de compartir las experiencias vividas por ambos ex alumnos. “Fue un verdadero honor y orgullo poder conocerlos, en este periodo que compartimos juntos en la pre campaña y la última etapa de la campaña antártica, nos pareció muy importante como equipo de gestión, poder hacer un humilde reconocimiento porque hay historias muy fuertes de ir a la Antártida cuando todavía se estaba conformando el fortín Sargento Cabral”.

Por su parte, quién fuera designado como Oficial de enlace de la Dirección de Investigación y Desarrollo del Ejército Argentino con el COCOANTAR, y ex alumno antártico, Alejandro Paz comentó que la recepción en Casa de Gobierno “fue algo inesperada, nosotros no nos imaginamos semejante agasajo así que queremos agradecer a todo el personal que nos hizo esta bienvenida y esta caricia al corazón”.

“Estando en la Antártida cumplí los 18 años y viví momentos increíbles, yendo a la escuela, conociendo gente, la vivencia particular del día a día, de los días que no podíamos salir” explicó.

En continuación, Paz ponderó que “volver nuevamente después de tanto tiempo, ya como militar y como Ingeniero Químico, dentro de lo que sería el Comando Conjunto Antártico, para poder colaborar en la parte de aplicación tecnológica, energías renovables y los demás proyectos que tenemos, volver a Base Esperanza fue un sueño cumplido”.

A su vez, Gustavo Damián Garrastazul afirmó que “fue una emoción y un honor volver después de 43 años a la Antártida, sentía la emoción y las lágrimas se me caían; uno se cría con fotos, con diapositivas, anécdotas, así que retornar fue muy emocionante”.

Garrastazul vivió a los dos años en la Base Esperanza, hoy se encuentra a cargo de un proyecto de vestimenta antártica, además de la supervisión y control del almacenamiento de víveres y combustible por el COCOANTAR.

“Después de 43 años tuve la suerte, en este tercer período o etapa de trabajo del COCOANTAR, de que en los relevos pude bajar 2 veces en la base y me sentí como en mi casa” manifestó.

Finalmente, el ex alumno se refirió a su historia personal que se vincula con la experiencia en el Continente Blanco. “Con Laura mi señora, nos criamos juntos en la Antártida, después seguimos hasta los 7 u 8 años; al padre le salió el pase y se fueron con la familia, pero luego nos volvimos a encontrar de adolescentes, la vida nos cruzó nuevamente y tuvimos la suerte de formar una hermosa familia con cuatro hijos y siempre lo compartimos” concluyó Garrastazul.