Se inicio el volcamiento de agua en la laguna seca

Reiteran la necesidad de respetar los protocolos sanitarios para prevenir contagios
23 de diciembre de 2020
PARTE DIARIO EPIDEMIOLÓGICO COVID-19 AL 23 DE DICIEMBRE DEL 2020
23 de diciembre de 2020

Se trata de las primeras pruebas en tres vertederos distribuidos en las Lagunas Seca y de los Cisnes, de Río Grande. Dicha acción tiene como objetivo, paliar la problemática ambiental que se presenta con la voladura de polvo y arena, que afecta a vecinos y vecinas de la zona.

El Ministerio de Obras y Servicios Públicos inició con las primeras tareas de volcamiento de agua en la zona de Laguna Seca, donde desde hace años los vecinos reclamaban una solución definitiva a la voladura de polvo y arena existente en ese lugar, sobre todo en las épocas de primavera y verano.

En el sitio, estuvo presente la secretaria de Obras y Servicios Públicos Zona Centro y Norte, Laura Montes, quien indicó que tras obtener el material necesario para realizar la conexión de la obra que ya se encontraba finalizada; es que “en las últimas semanas estuvimos calibrando las cañerías, realizando las pruebas hidráulicas y la conexión de la parte eléctrica. Hoy logramos realizar el bombeo de agua”.

“Ahora, estamos verificando que el agua salga correctamente en los tres vertederos instalados en el lugar, y que tienen por objetivo la remediación de dos lagunas de este sector, la Laguna Seca y la Laguna de los Cisnes”.

La funcionaria aclaró que esta acción forma parte de un paliativo para la problemática ambiental que se genera por la voladura de polvo y arena en esa zona durante la primavera y el verano, y que afecta de manera directa a los vecinos y vecinas que habitan en zonas circundantes.

“Estamos en la etapa de prueba, donde además chequearemos cómo se comporta la laguna con la cantidad de agua que sale y el tiempo que nos llevará humedecer la superficie. Esta etapa de pruebas se realizará en todo el transcurso de enero”.

Asimismo, Montes detalló que en la actualidad la obra se encuentra funcionando con la pleamar (cuando el agua alcanza su nivel más alto), “por ello es que venimos haciendo pruebas cada 12 horas, donde hay mayor caudal de agua y de esta manera podemos arrojar más recurso sobre la superficie”.