Acto por 33º Aniversario de la Caída del Lear Jet

Descubren nueva placa en Casa de Gobierno por 33º Aniversario de caída del Lear Jet
15 de mayo de 2017
Seguridad Vial: el Gobierno lanzó el Operativo Invierno 2017
16 de mayo de 2017

Arcando destacó la figura del Gobernador Trejo Noel

El vicegobernador Juan Carlos Arcando presidió este lunes en la Plaza 25 de Mayo de Ushuaia, el acto central por el 33º Aniversario de la Caída del Lear Jet, ocurrido el 15 de mayo de 1984, donde perdieran la vida el entonces gobernador Territorial, Ramón Trejo Noel, su esposa y parte de su gabinete.

“Hay acontecimientos en la vida de una sociedad, al igual que de las personas, que nos marcan definitivamente, hechos que dejan flotando en la posteridad el interrogante de qué hubiera pasado si esto no habría ocurrido”, reflexionó el Presidente de la Legislatura Provincial, quien consideró que “la muerte prematura y accidental de nuestro gobernador (Ramón) Trejo Noel nos ha dejado sobrevolando en el aire esa pregunta”.

Arcando anotó que si bien Trejo Noel “fue designado en su momento por el presidente Raúl Alfonsín, arribó a esa investidura con unánime consenso de propios (radicales) y también de los peronistas y mopofistas”, para señalar luego que “no es poca cosa contar con un consenso tan amplio en una actividad como la política, donde la competencia muchas veces suele encargar de desterrar”.

“Ramón era un político distinto, sin muchas palabras pero con grandes afectos”, destacó el Vicegobernador, quien subrayó que “podría decirse que era un hombre de pueblo, un vecino de Río Grande que caminaba por las calles saludando a sus conciudadanos; y además cultivaba un profundo sentido de solidaridad”.

Argumentó su apreciación en que “en el corto tiempo que le tocó gobernar Tierra del Fuego mostró notables energías para resolver los problemas de una isla olvidada por el poder central, que si bien contaba con una Ley de promoción fiscal para radicar inversiones, el crecimiento desorganizado de las población generaba fuerte demanda habitacional y de servicios”.

“Trejo Noel, desde el primer día de su gestión convocó a un consenso amplio de todas las fuerzas políticas” destacó Arcando, y recordó que “desde el peronismo le dimos nuestro apoyo” para señalar que “ningún gobierno, desde ese breve periodo hasta la actualidad, tuvo un consenso tan amplio para llevar adelante una gestión”.

Consideró que “la personalidad de don Ramón fue garantía suficiente para que las distintas fuerzas políticas propiciaran un ambiente de equilibrio que le dio fortaleza institucional a nuestra querida Tierra del Fuego”.

“Ese es el mensaje, desde mi modesto criterio, que creo que debemos resaltar, porque estoy convencido que si bien el disenso es el punto de partida del sistema democrático, se debe continuar necesariamente con los espacios de consenso que son los que hace que el deseo de prosperidad se articule con políticas de estado que trasciendan a los actores circunstanciales y abran sendas de crecimiento y desarrollo”, señaló.

El titular de la Legislatura convocó a que “miremos hacia adelante y consultemos nuestra historia, no sólo para recordarla sino también para sacar las mejores conclusiones” porque “los que hacemos política pareciéramos condenados a rendirle grandes homenajes a los que se van, recordando puntillosamente sus virtudes, pero en vida y en ejercicio de sus funciones les prodigamos feroces críticas y los vemos como competidores a los que, necesariamente, hay que sacarlos”.

Soñaban con cambiar la realidad

“Una vez más estamos recordando este luctuoso accidente que se cobró la vida del gobernador Ramón Trejo Noel, el legislador Ernesto Julio Löffler, parte del Gabinete provincial y de la tripulación del Lear Jet”, expresó el legislador radical Pablo Blanco, quien rescató “lo que esas personas pensaban al inicio de la democracia y deseaban para Tierra del Fuego”.

En ese sentido, expresó su convencimiento de que “muchos de los sueños del Ramón Trejo Noel y de todos sus colaboradores se han podido realizar”, más allá de reconocer de que “aún quedan tareas pendientes”.

Consideró no obstante que “si uno analiza los discursos (del entonces Gobernador) en la sesión del 1 de mayo 1984, se dará cuenta que él requería la unión de todos los fueguinos para cambiar la realidad”.

“Él soñaba con una provincia grande que con el tiempo se dio”, dijo y agregó que también pretendía “el desarrollo económico e industrial que se dio en parte; pero la tarea pendiente más importante es que entre todos juntos, más allá de las diferencias políticas, trabajar para hacer realidad que Tierra del Fuego sea una Provincia pujante”.